lunes, 14 de enero de 2013

Otra Inmaculada de Martínez Montañés

Acudo a la iglesia de San Pedro, de Jerez de la Frontera (Cádiz). Es un edificio del siglo XVII que fue totalmente renovado en la segunda mitad del siglo XX.

Me fijo en un retablito de aluvión que hace de trasfondo a la Pila bautismal. A ambos lados de un cuadro en relieve sobre San Juan Bautista se sitúan dos imágenes de las Santas Justa y Rufina. Pregunto por la razón de la presencia de estas dos imágenes en Jerez y concretamente en esta iglesia de San Pedro.

Me atiende un allegado a la iglesia y me explica que ambas imágenes, así como el relieve, proceden de otros templos de la ciudad, especialmente los perteneciente a algunos conventos que fueron exclaustrados. Visto mi interés, me añade que otras imágenes del templo vinieron también de otros templos cuando esta iglesia se reformó de la mano del arquitecto Fernando de la Cuadra.



La sorpresa es que me explica que la imagen, de moderadas dimensiones, que está situada en una hornacina lateral del retablo mayor consiste en una Inmaculada que responde a la autoría de Martínez Montañés. Ante mi gesto sorprendido, añade que por detrás se descubrió una escritura con la firma del escultor de Alcalá la Real.

Más que a la Cieguecita de la Catedral de Sevilla, me recuerda a la Inmaculada de Alonso Cano de la Catedral de Granada. A esta se asemeja tanto por las dimensiones como por la disposición de la imagen. Tanto las manos como el vuelo del manto e incluso el avance de la rodilla izquierda parecen inspirar o inspirarse la una en la otra imagen.

Me marcho con un no sé qué en la cabeza, pero deseando que sea verdad eso de la autoría.









.

No hay comentarios: