miércoles, 2 de octubre de 2019

El dolmen de Guadalperal









martes, 1 de octubre de 2019

Tumbas neolíticas en San Fernando

El análisis de una tumba hallada en la necrópolis descubierta cuando se construía un campo de hockey en San Fernando (Cádiz) ha permitido sacar a la luz un doble caso de muerte violenta ocurrido hace más de 6.200 años. Ha sido gracias a un estudio internacional, en el que han participado las universidades de Cádiz, Granada, Almería y Tübingen (Alemania), publicado en el International Journal of Paleopathology.

El profesor de Prehistoria de la Universidad de Cádiz, Eduardo Vijande, explica en un comunicado que la investigación ha concluido que "ambos individuos, varones y adultos, fueron enterrados en momentos distintos y presentan signos de violencia interpersonal".



El yacimiento del campo de hockey fue excavado en el 2009 por la empresa Fligina S.L., bajo la dirección de Vijande, y permitió estudiar un poblado insular que fue habitado por una comunidad neolítica relacionada con el medio marino. En este yacimiento se pudo documentar una necrópolis de fosas con 59 tumbas y 73 individuos, ya que, aunque la mayoría de los enterramientos eran individuales, se localizaron diez dobles y una cuádruple.

De todos los individuos solo dos presentaban heridas "perimortem" y ambos estaban enterrados en la misma sepultura, una tumba en fosa circular con dos metros de diámetro. "Lo más significativo es que ambos fueron enterrados en la tumba más monumental y una de las que presentaba uno de los ajuares más destacados de toda la necrópolis", sostiene Vijande, quien subraya la presencia de elementos exóticos como un ámbar o un hacha de silimanita (materias primas de lejana procedencia).



"Estos elementos indican la relevancia de los individuos inhumados en esta tumba", señala el profesor. Los dos fueron enterrados en momentos diferentes, ya que, según este estudio, se reabrió la tumba para inhumar al segundo. Los análisis macroscópicos y radiográficos de los cráneos permitieron documentar heridas en el lado derecho de ambos cráneos. El primero era un adulto de 25 a 35 años, y el segundo un adulto de 40 a 50 años, con heridas perimortem que "pueden haber contribuido a la muerte de los individuos".

"Los individuos presentan signos de violencia interpersonal", explica la investigadora Lydia P. Sánchez-Barba, que matiza que por el tipo de fracturas pudo ser accidental o intencional, aunque por la ubicación y el tipo de lesión se inclina por lo segundo. "Ninguno de los dos individuos examinados presentan fracturas en esqueleto poscraneal, lo que sugiere que no fueron producidas por una caída", añade.

Sánchez-Barba destaca el hecho de que ambos fueran enterrados en la misma tumba "hace que este caso resulte particularmente interesante". Parte de los estudios se han realizado gracias al proyecto CEIJ-015 del Ceimar de la Universidad de Cádiz, dirigido por Vijande, y por el proyecto del plan nacional I+D HAR2017-87324-P, dirigido por el profesor José Ramos Muñoz.



.

jueves, 29 de agosto de 2019

Primeros linces nacidos libres en Cáceres

El área de reintroducción de Valdecañas-Ibores ha sido escenario el mes de mayo de 2019 del nacimiento de los dos primeros linces ibéricos en libertad en la provincia de Cáceres.

Se trata de dos cachorros hijos de Miera y de Negral. Miera es una hembra nacida en cautividad en el año 2015 y liberada en 2016 en la Zona de Especial Conservación (ZEC) del Matachel (Badajoz). Negral es un macho nacido también en cautividad en el año 2016 y liberado en 2017, en los Montes de Toledo, que llegó por sus propios medios a Valdecañas.



Hace unos días se tuvo conocimiento del nacimiento de estos cachorros gracias a los collares emisores que tienen instalados los adultos y que indican diariamente, a través de señal satélite y terrestre, la ubicación exacta de cada individuo y el territorio que ocupa.

Ello confirma la importancia de Extremadura y en especial el área de Valdecañas, en la provincia de Cáceres, y del Matachel, en la de Badajoz, como zona de interconexión territorial y de intercambio genético entre linces de diferentes regiones. Esto es posible en gran parte por el óptimo hábitat de monte mediterráneo y por el elevado número de conejos, alimento principal del lince ibérico; de hecho el último análisis IKA (Índice Kilométrico de Abundancia) señala más de 400 conejos en el mes de agosto en el área de Valdecañas-Ibores, con cifras semejantes en el área de Matachel. Una de las clave de esta abundancia está en la colaboración desarrollada entre la Administración y las sociedades de cazadores.







.

miércoles, 10 de julio de 2019

Población lincera

La población de lince ibérico en España ha aumentado de manera notable en los últimos años, ya que a principios de este siglo el número de ejemplares no llegaba al centenar (2002). Sin embargo, en la actualidad, la especie cuenta con un total de 686 unidades en la península Ibérica, según datos de WWF que, al mismo tiempo, ha confirmado el atropello en una carretera de La Puebla del Río (Sevilla) de «Esencia», uno de los linces más longevos de la población de Doñana.

Con él ya van cuatro ejemplares atropellados en lo que va de año en Andalucía, según fuentes de WWF. El primero de 2019 murió el 18 de enero, en la carretera onubense de El Rocío a Matalascañas, en Doñana, mientras que otros dos murieron por esta misma causa en el entorno del Parque Nacional de Doñana el 25 y 28 de marzo.

La ONG lleva años denunciando el número de atropellos de linces en las carreteras, así como la falta de acción de las administraciones, tanto de la Junta de Andalucía como del Ministerio de Fomento, ya que consideran que estas muertes podrían evitarse y recuerdan que cada año se destinan recursos económicos y humanos a sacar al lince ibérico del peligro de extinción.

De evitarse los atropellos, la recuperación de la especie aún podría ser más exitosa. De hecho, en 2018 nacieron cerca de 125 cachorros de lince, pero fallecieron 27. Un dato que para la organización «sigue siendo negativo», dado que el pasado año fue el segundo con más número de atropellos.

«Seguimos teniendo una cifra de atropellos bastante alta, aunque el porcentaje respecto al total baja porque el número de linces sigue creciendo en España», subraya el responsable del Programa de Especies de la WWF.

Linces soltados

Un total de 248 linces ibéricos nacidos en el programa de cría en cautividad han sido liberados al medio natural en la península Ibérica desde que comenzaran las reintroducciones de la especie en el año 2011 en Andalucía, una vez cerradas las sueltas de este 2019, en la que el número ha ascendido a 33.

Según los últimos datos de Iberlince y del programa de cría en cautividad Lynx ex situ, consultados por Efe, durante estos ocho años, se han liberado en territorio andaluz, 84 animales: en la zona de Guarrizas (Jaén) un total de 48 ejemplares; en Guadalmellato (Córdoba), 33; y en Doñana, tres.

Fuera de la comunidad autónoma andaluza se han liberado 42 en la zona del río Matachel (Extremadura), el mismo número que en los Montes de Toledo; mientras que en el valle del Guadiana y en Sierra Morena Oriental se han soltado 40 animales en cada una.

De los 248 ejemplares que han sido reintroducidos en la naturaleza desde 2011 han causado baja un total de 79, en su mayoría hembras.

Esta cifra total de sueltas al medio natural supone duplicar las estimaciones iniciales realizadas por el programa de conservación 'ex-situ' del lince ibérico, que estableció, según las proyecciones de disponibilidad de ejemplares nacidos en cautividad para su reintroducción en el campo, que se podrían haber liberado 116 ejemplares hasta el 2019.

Las liberaciones se retomarán en enero o febrero de 2020, cuando ya estén preparados los cachorros nacidos durante esta temporada reproductora y las zonas de reintroducción estén listas para recibir a más ejemplares de lince ibérico.








.

martes, 9 de julio de 2019

Sobre el ibis eremita

El Zoobotánico de Jerez ha puesto este año en libertad 41 pollos de ibis eremita en la sierra de Vejer en la comarca de La Janda, dentro del proyecto de reintroducción de este ave en Andalucía, programa en el que participa el parque jerezano junto a la Junta de Andalucía desde 2004.

Este año, el Zoo ha contado con un total de 41 individuos juveniles (menores de 2 años), procedentes de diferentes zoos europeos que colaboran con el Proyecto Eremita. Estas aves, nacidas en cautividad, son seleccionadas por la coordinadora del programa Europeo de Especies en Peligro y enviadas al Zoobotánico de Jerez, donde tras un periodo de cuarentena y chequeo veterinario, son enviadas al aviario de aclimatación y posterior suelta localizado en la zona de La Janda.

Este aviario, de nueva construcción, se localiza en la zona de alimentación o campeo más habitual del grupo de ibis eremita en libertad, lo que garantiza y facilita la unión de aves liberadas con las ya establecidas. Los ejemplares a liberar son marcados con anillas metálicas y plásticas con numeración para su identificación a distancia y muchos de ellos llevan también emisores GPS/GSM.

Tras un periodo de adaptación de unos 2 ó 3 meses mantenidos en el aviario, fueron liberados poco a poco en pequeños grupos entre los días 22 al 25 de abril. El resultado de la suelta ha sido muy positivo, ya que todo el grupo juvenil se ha integrado con las aves de libertad, de las que tendrán que aprender buscar zonas de alimentación y en el futuro las colonias de cría.

El delegado de Seguridad Ciudadana, Movilidad, Protección y Bienestar Animal, Rubén Pérez, ha señalado que “el Zoo sigue siendo un importante referente a nivel europeo para la conservación y reintroducción de especies en sus hábitats naturales como es el caso del ibis eremita. Se trata de una actividad totalmente consolidada en el parque y que permite cada año que pollos de esta especie nacidos en cautividad puedan vivir en libertad e integrarse perfectamente en su medio natural, así como cumplir uno de los objetivos prioritarios del Zoo que es preservar la biodiversidad. Sin duda, es un orgullo para todos los jerezanos y jerezanas que nuestro parque participe en estos programas que tan excelentes resultados están obteniendo”.El ibis eremita continúa siendo un ave en peligro de extinción. En la actualidad, la población mundial se estima en unos 700 ejemplares con unas 150 parejas reproductoras en el suroeste de Marruecos. En Andalucía, y más concretamente en el suroeste de la provincia de Cádiz, el Zoobotánico Jerez junto con la Junta de Andalucía viene desarrollando desde el año 2004 el Proyecto Eremita.

Este proyecto de conservación y reintroducción del ibis eremita en Cádiz tiene como objetivo consolidar una población sedentaria, estable y autosuficiente de esta especie en Andalucía. Para conseguir los objetivos del proyecto es necesario por un lado hacer el seguimiento anual de la reproducción del ibis eremita en libertad y por otro seguir liberando ejemplares procedentes de zoos europeos.En 2018, la población de ibis eremitas en libertad establecida en la zona de reintroducción (Vejer, Barbate, Conil, Chiclana, Medina y Benalup) se estimaba en unos 80 ejemplares. Como ya es habitual en el Proyecto Eremita, las colonias de cría están establecidas en acantilados de origen arenisco situados en la Barca de Vejer, en el término municipal de Vejer de la Frontera en dos acantilados separados entre sí por 700 metros (Tajo La Barca y Tajo La Mora).

La otra localización de colonia reproductiva es la situada en el interior de la Torre de Castilnovo, en el término municipal de Conil. Hasta un total de 20 parejas han construido nido y hecho puesta este año, de las cuales solo 17 sacaron pollos adelante. El número de pollos que han volado en esta campaña ha sido de 33.

Para un correcto seguimiento de la población cada año se realiza el anillamiento científico de los pollos nacidos en libertad. El procedimiento consiste en colocar dos anillas, una metálica y otra plástica con una numeración que permite identificar a cada animal a distancia. Además, se pesan y se someten a un chequeo veterinario para comprobar el estado de salud y obtener muestras de sangre y de partes de fluidos del cuerpo para estudios de microbiología. A la mayoría de ellos se les ha colocado también un emisor GPS/GSM que permite hacer un seguimiento más detallado de sus movimientos por la zona.










.

jueves, 9 de mayo de 2019

Asia Bibi, libre

La cristiana paquistaní Asia Bibi se encuentra ya refugiada junto a su familia en Canadá. Seis meses después de la sentencia final absolutoria, y tras el rechazo en enero de la apelación por parte de los movimientos radicales, la mujer que durante nueve años ha sido un icono de la lucha por la libertad religiosa -y en gran medida también de la persecución de los cristianos- goza por fin de esa libertad, pero lejos de su patria.

El «caso Asia Bibi» ha provocado ya dos magnicidios: el del gobernador musulmán del Punjab Salman Taseer, que salió en defensa de la cristiana, y el del ministro de Minorías Bhatti, único miembro cristiano del Gobierno paquistaní. Ambos fueron asesinados por fanáticos islamistas. El asesino de Taseer -su propio guardaespaldas- fue detenido y ejecutado en la horca, una sentencia que provocó en su día revueltas violentas en todo Pakistán. Pese a la sentencia absolutoria del Supremo, por falta de pruebas contra la acusada, los líderes islamistas exigían que Bibi siguiera la misma suerte y fuera colgada.

La historia de Asia, que ronda los 50 años, simboliza en gran medida la suerte de los más de dos millones de cristianos de Pakistán, la mitad de ellos católicos. Asia Bibi, perteneciente a la familia más pobre de su pueblo, a 40 kilómetros de Lahore, decidió en 2009 trabajar en el campo para obtener más recursos para sus hijas. Tras una de aquellas jornadas extenuantes, bebió agua de la misma vasija que sus compañeras musulmanas, algo que los cristianos tienen prohibido en la ley islámica. Como reparación, sus amigas pidieron a Asia que se convirtiera al islam, algo que ella rechazó de plano. Las musulmanas narraron lo sucedido en el pueblo, y el imán, esposo de una de las jornaleras, denunció ante las autoridades a la cristiana por «insultos al profeta Mahoma».

Mientras se decidía entre la horca o la sentencia absolutoria, que llegó el pasado mes de octubre, Asia Bibi permaneció más de ocho años en la prisión de mujeres de Multan, aislada y al parecer ajena a la efervescencia política que levantaba su caso en Pakistán y en el mundo. Estuvo débil físicamente, pero vivió en un estado de emoción espiritual y estaba dispuesta a dar la vida por su fe. Asia -una campesina analfabeta- aprendió a leer con la Biblia, gracias a la ayuda de una funcionaria cristiana de la prisión, y dedicaba al libro sagrado buena parte de la jornada.

Las presiones de Estados Unidos y de la Unión Europea sobre el gobierno que encabeza Imran Khan surtieron efecto y Asia Bibi fue exculpada. La católica fue excarcelada, aunque Islamabad decidió tomarse unos meses antes de gestionar su salida del país para reducir el impacto de la noticia en los medios islamistas radicales. A mediados de noviembre, la oferta de acogida del primer ministro canadiense, Justin Trudeau, ya era pública, pero hubo que esperar aún otros seis meses para ponerla en práctica.







.