sábado, 19 de junio de 2010

La Virgen del Pajarito

Hace quince días me llevé una agradable sorpresa. Estaba yo en la jerezana basílica de la Merced, edificio básicamente barroco con detalles arquitectónicos de otros estilos, y entré en la capilla Riquelme, donde reposan los restos de Primo de Rivera, que es donde habitualmente se veneran los titulares de la Hermandad del Transporte, imágenes, una, dieciochesca de escuela genovesa y, otra, neobarroca del XX. Se trata de una capilla gótica; me agrada contemplar su bóveda, que presenta un nítido contraste con la de la nave principal, mixtificada. También hay un San Sebastián y un San Cristóbal (patrón del transporte), con un Crucificado en lo alto, de buena factura pero de data para mí desconocida.

De pronto descubro una imagen de pequeño tamaño que está en el suelo, sólo soportada por una tarima de madera. Es una Virgen que porta al Niño es su brazo izquierdo y muestra unos rasgos arcaizantes, que la diferencian de las demás imágenes que habitan la capilla.

Muestro mi sorpresa a M, que me acompaña, y rápidamente se la califico como talla gótica, de la que desconocía su existencia, aparte de que en esta ciudad hay poco gótico en escultura.

(clickar sobre la foto)



Es imagen policromada. La cabeza muestra huellas de haber llevado una corona en tiempos, porque está como rozada en la parte superior. Se ve una ranura en lo alto, supongo que para la fijación de dicha corona. El Niño porta en las manos un pájaro. Los ojos son achinados y las caras redondeadas. La Virgen tiene el cabello trabajado en la mitad inferior y todo su cuerpo hace una pequeño giro a la izquierda (lo que suelo llamar la maternidad gótica).

Busco al comendador de la basílica para que me informe algo sobre la imagen pero no lo encuentro. Acudo a los miembros de la Junta de la Hermandad del Transporte que andan por la sacristía y ninguno me sabe dar explicación. Una señora me acompaña a la capilla y le muestro la imagen; su reacción es encogerse de hombros.

Me preocupa que nadie sepa nada porque indica que la imagen está en riesgo de cualquier golpe descuidado o de cualquier maltrato ignorante, de tan accesible como la han colocado.

Un día de la semana siguiente me encuentro por la calle de modo casual (y raro, porque nunca lo veo) al comendador, don Felipe Ortuno, y me dirijo a él para preguntarle sin rodeos. ¿Qué datos sabe de la Virgen que está desde hace poco en la capilla de Primo de Rivera? ¿Por qué está en el suelo, al acceso de cualquier gamberro?

(clickar sobre la foto)



Me sonríe y rápidamente explica. "La llamamos la Virgen del Pajarito. Es una terracota. Se atribuye a Mercadante de Bretaña o a algún miembro de su taller". Se confirman mis sospechas de su antigüedad. Le indico que no sería raro puesto que en la catedral jerezana se conserva la imagen "Cristo de las Ánimas" que también está atribuida a Mercadante y aquí cerca, en Sanlúcar, hay otra imagen de este escultor gótico del siglo XV. ¿Por qué a la basílica de la Merced no pudo llegar otra? De todas formas, se trata de una pieza de valor que hay que cuidar. ¿Se ha escrito algo de ella? Me responde que no, salvo una cita en una enumeración de obras de Mercadante que hace años realizó un estudioso del patrimonio de las Hermandades.

¿Por qué está ahí y no en otro lugar más protegida?

La respuesta es que hasta hace unas semanas se mantenía sobre una peana a un cierta altura en el muro del Evangelio en la nave principal pero por problemas de sujección se quitó y se llevó provisionalmente a donde ahora está, con la idea de que en cuanto se pueda será llevada a una hornacina que hay en la sacristía. Me despido dándole las gracias y pidiéndole que cuiden esa imagen, tan desconocida de los jerezanos pero con el valor de la verdadera escasez.

(clickar sobre la foto)



Vuelvo otro día armado de la cámara y hago las fotos que ilustran este post.

Me fijo ahora mejor y ya orientado a las características del bretón. Empiezo a verle parecidos por todos lados con las imágenes de terracota que adornan las portadas laterales de la fachada principal de la catedral de Sevilla. Me resaltan los pliegues. Ahora comprendo lo de los ojos achinados; y hasta las caras un tanto etruscas. Veo detalles de Mercadante donde antes no los habría visto. ¡Qué cosas!

Incluso el pajarito que sostiene el Niño en sus manos empiezo a creer que es un pequeño pelícano. Pero no, que me embalo. Se trata de un pajarito creo que no simbólico, simplemente un detalle de entretenimiento infantil. El artista lo representó en actitud de atusarse con el pico el ala izquierda. Una leyenda medieval habla de un pajarito que, con agua del río llevada en el pico, limpiaba la imagen de la Virgen que presidía el puente jacobeo de Puente la Reina (Navarra); ahora esa imagen se conserva en la iglesia de San Pedro y se la conoce como "la Virgen del Pajarito".

Curiosamente, en Badajoz hay otra imagen conocida como La Virgen del Pajarito y sin embargo no lleva pajarito ninguno.

Para terminar dejo dos preguntas.

¿Se inspiraría Mercadante en la imágenes de la misma advocación que hay en Olivares (Sevilla) y Cumbres de San Bartolomé (Huelva)?

¿Se inspirarían en esta imagen de Jerez Luis de Morales para su cuadro de La Virgen del Pajarito (donde bebió Bernardo Bitti) y Murillo para su cuadro de la Sagrada Familia del Pajarito?

Los lectores de este blog, habitualmente más ilustrados que yo, tienen la palabra.







.

3 comentarios:

Antonio dijo...

Buenas tardes. Mi nombre es Antonio García Barroso, vivo en Iznájar (Córdoba). Me ha resultado muy curioso esta entrada en su blog.
Cuando un amigo me pasó sorprendido el enlace lei lo que escribió y me sorprendí aún más.
Resulta que la patrona de mi pueblo, la Virgen de la Piedad es de características similares a la Virgen del Pajarito, incluso se le adjudica al mismo autor.
La festividad de la Patrona de Iznájar es el 8 de septiembre y con motivo de estas fiestas se edita una revista en la que aparecen publicaciones relacionadas con la Virgen de la Piedad, su historia, Iznájar, etc.
He hablado con el Presidente de la Cofradía de la Virgen de la Piedad y nos gustaría recibir un escrito suyo sobre este hayazgo suyo y la casualidad de nuestro contacto, las similitudes entre estas virgenes. O quizás escribir sin mas el texto que publica en su blog.
Espero su respuesta, no sin antes informarle de que el plazo para la presentación de artículos finaliza el día 25 de julio, y que podría enviarmelo a mi email personal antonio.iznajar@hotmail.com

Un saludo cordial

marbregal dijo...

Sr. García Barroso:

Es grata la noticia que contiene en su comentario. No sólo por la coincidencia de características entre ambas imágenes (la de Jerez y la Iznájar) sino por el posible avance que su información
puede significar en el campo de la investigación por la atribución de la autoría, ya que hay mucho que andar en el conocimiento del escultor Lorenzo Mercadante de Bretaña.

Es para mí un placer atender a su petición. Estaré encantado de que publique el texto de mi blog sobre mi "hallazgo" en la revista que usted indica.

Ando un poco mal de tiempo como para elaborar un texto expresamente. Por ello, le pido que copie el texto directamente del blog y lo edite como le convenga.
Las fotos también se las ofrezco; haga click sobre cada una de ellas y se ampliarán; luego las copie y lleve a su ordenador.

Lo único que le pido es que cite la fuente.

Si puede, le agradeceré me envíe dos ejemplares de la revista donde publiquen el artículo; uno para mí y el otro se le entregaré a don Felipe Ortuno, mercedario, comendador de la basílica de la Virgen de la Merced, patrona de Jerez de la Frontera. Mi dirección postal se la indico por email.

O, si lo prefiere, puede enviarme el texto de la revista en formato pdf.

Saludo.

Anónimo dijo...

Buenas tardes. Me llamo Susana Raña. Me gustaría que me ayudara. Tengo una Virgen que creo que es del siglo XV (bueno, tiene la iglesia de donde vivo). Sus rasgos son achinados, es como "chaparrita", el niño la mira sonriente y lleva un pajarito en la mano. Está de pie y sostiene al niño sobre la cadera izquierda. En la mano derecha sostiene un estandarte de tela que puede se lo hayan puesto después. El vestido se ciñe a la cintura mediante cinturón y cae en pliegues. Es policromada. Las cabezas son redondeadas. Creo que va descalza. Sus rasgos son arcaicos. El niño va desnudito con el típico paño. El velo que cae desde la cabeza es ceñido por el cinturón. No sé que más describirle. Me hubiera gustado mandarle una foto pero no sé cómo hacerlo. Yo creo que es del siglo XV, puede que me equivoque aunque ojalá no porque si tuviera razón la gente dejaría de llamarla fea cuando se dieran cuenta de que lo que es es muy antigua. Mañana iré a la iglesia con unas escaleras y le sacaré mejores fotos. Le agradecería su ayuda.