domingo, 2 de enero de 2011

Nacida cautiva

Por primera vez, dos linces ibéricos nacidos en cautividad han sido reintroducidos en la naturaleza.



Se trata de una suelta blanda en un cercado de aclimatación ubicado cerca del río Guarrizas,dentro del Parque Natural de Despeñaperros. Son dos hembras, Granadilla y Grazalema, que nacieron este año en el centro de cría de La Olivilla, situado a unos diez kilómetros, en Santa Elena (Jaén). Los dos linces hembras van acompañados de un macho silvestre, Granizo, nacido, también este año, cerca de Andújar y que les facilitará la adaptación a la zona y la captura de conejos.

Los ejemplares permanecerán durante un mes y medio en un cercado de cuatro hectáreas que posee una población media de siete conejos por hectárea, y estarán controlados por la transmisión GPS de sus collares, por un sistema de videovigilancia y desde un observatorio directo ubicado en la zona. Tras la aclimatación, se determinará si son liberados definitivamente en la naturaleza al demostrar que son autosuficientes o si, por el contrario, deben regresar al centro de cría.

Esta reintroducción, además de ser la primera que se hace con linces cautivos, será la segunda que se emprende en Andalucía para expandir este felino en nuevos territorios, tras la desarrollada el año pasado en la comarca del Guadalmellato (Córdoba).

Además, otra pareja silvestre capturada en la zona de Andújar, el macho Íbero y la hembra Eva, han sido liberados en otro cercado próximo, para que se reproduzcan en los meses de febrero o marzo.

El éxito de esta reintroducción en Guarrizas será crucial para la conservación del felino en mayor peligro de extinción del planeta pues un objetivo fundamental de su cría en cautividad es generar decenas de ejemplares cada año para ser reintroducidos en la naturaleza y conseguir nuevos territorios.

Estamos a punto de vivir la experiencia inversa de la película "Nacida libre", protagonizada por la leona Elsa.

Hasta ahora funcionaban en España tres centros de cría en cautividad del lince ibérico: El Acebuche (Doñana), La Olivilla (Sierra Morena) y el Zoobotánico de Jerez de la Frontera (donde se encarga mi amigo IS). Hace poco se abrió un centro en Portugal (en Silves), porque el hermano país ibérico fue también hace años territorio de linces, que se movían por la Sierra Malvana. En los próximos meses está previsto que se una a esta lista un nuevo centro en Extremadura, región que también fue territorio lincero, con la Sierra Malcata (pegada a la Malvana, frontera por medio) y la Sierra de Dios Padre; este futuro centro se instalará en Zarza de Granadilla.





.

No hay comentarios: