sábado, 17 de noviembre de 2007

Ya han pasado dos años

Ya han pasado dos años.

Cuando tenía este blog recién abierto le puse a un post un título similar a este. Repito la frase como medida del paso del tiempo. Hoy es una marca importante en mi calendario pero no es una celebración alegre.

Indudablemente cualquiera habría tomado una decisión semejante. Si a un recién titulado de 22 años le dicen que se puede ir a Inglaterra para perfeccionar el inglés, se va. Si al poco es admitido con contrato indefinido en dos empresas distintas a la vez, cualquiera diría que está soñando. Si antes de un año recala en una multinacional con asiento en la "city", se puede pensar que está alcanzando pronto metas que otros alcanzan con más lentitud, y todo esto es para alegrarse.

Está haciendo un master de tres cursos. Es difícil sobre todo por el idioma, pero creo que lo rematará; de siempre en los exámenes pensaba que iba sacar notas bajas y luego los resultados eran mejores de lo temido (a mí también me pasaba lo mismo y debe ser común a los estudiantes responsables). Puede ayudarle a seguir mejorando profesionalmente; es importante aspirar a más.

Creo que está viviendo una etapa que es de maduración y, a la vez, de pasarlo bien. Puede pensar en conocer más mundo, ¿quién en su edad no haría lo mismo?

Deseo que todo eso le sirva para su perfeccionamiento personal y profesional. Espero que no pierda la estrella polar y sepa en su momento volver a puerto, un puerto que lo forman los suyos y que está en España, a la que puede aportar lo que haya ido aprendiendo por ahí. Esa España de hasta los cantares del título del blog necesita y le agradecerá sus futuras aportaciones y también le dará cancha para que, llegado su momento, él se siga perfeccionándose y pueda cumplir sus deseos, con la misma o mayor plenitud con que pudiera hacerlo en cualquier otra parte del mundo.

Ahora demos tiempo al tiempo (los ojos se me están humedeciendo y empiezan a parpadear más de lo normal...).

2 comentarios:

borjabrela dijo...

Tambien mis ojos se humedecen al decirte gracias. Sin ti, sin vosotros y vuestro amor, este muchachote probablemente habria perdido el norte y no habria madurado suficiente para entender que se debe hacer Todo por la Patria. Y vosotros sois mi Patria.

marbregal dijo...

Estoy muy orgullosos de ti. (Ahora sí que se me han escapado algunas...